lunes, 20 de marzo de 2017

Un día en Daroca

El sábado, día 11, jugamos un partido contra La Puebla ganamos  6-0. Después me fui a Daroca con Íker Val. En el viaje fuimos jugando al móvil; al llegar comimos, después de comer jugamos al Clash Royale y nos tocó un cofre legendario. Pasó un rato y fuimos a dar la vuelta a las murallas, vimos muchos torreones. Cuando pasó un rato llegamos al agujero de la Morica encantada, luego vajamos otra vez al pueblo había unas ventanas que eran antiguamente ventanas donde disparaban los arqueros Íker y yo hicimos de arqueros, seguimos andando y me caí antes de llegar a casa de la abuela de Íker, merendamos y fuimos a jugar al campo de fútbol. Pasó un rato y volvimos a Alfajarín; jugué con Íker un rato a la PS3 y me vino a buscar  mi madre.

¡Me lo pasé genial!
Diago

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, es gratis...