sábado, 15 de octubre de 2016

DÍAS DE PERROS

Había una vez un niño llamado Greg que se quería quedar en casa todas las vacaciones de verano viendo la tele, así que sus padres se enfadaron y le dijeron que saliera a jugar con su amigo Rowley, y el salió a jugar. Al siguiente día estaba Greg haciendo un anuncio para colgarlo en una revista pero como Rowley no le ayudó a montarlo se enfadaron y ya no se volvieron a hablar mas. Días después la madre de Rowley le ofreció a Greg si se quería ir a la playa con el padre de Rowley, la madre y Rowley y entonces la madre de Greg dijo que si y se fueron una semana allí. Cuando volvieron de la playa el padre de Greg estaba muy enfadado con Greg porque según Rowley le había quemado el brazo.


   
ALONSO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, es gratis...