lunes, 23 de mayo de 2016

La ratiíta presumida

Había una ratita muy mona y presumida que
se compró un lazo rojo. Se lo puso y se miró
en el espejo y se vió guapísima. y salió a escobar la puerta de su casa.
Paso un burro y le dijo :
¡Que guapa estas! Ratita, ratita ¿te quieres casar conmigo?
Y por la noche ¿que harás?
Io, io, io,
No,¡ no me dejaras dormir! y continuó limpiando
Al rato, pasó un perro y le dijo:
Ratita, ratita ¿te quieres casar conmigo?
Y por la noche ¿que harás?
Guau, guau
Oh no, me despertarás. Contigo no me puedo casar.
Después, pasó un ratón y le dijo:
Ratita, ratita, ¿te quieres casar con migo?
Y por las noches ¿que harás?
Dormir y callar.
Oh si ..¡Eres perfecto! Contigo me he de casar.
El gato la invitó a comer al campo y la ratita se dió cuenta de que sólo llevaba en la cesta un tenedor y un cuchillo y le preguntó, ¿y la comida?
El gato le dijo¡eres tú!
La ratita corrió y corrió y se encontró al ratón que venía porque no se fiaba del gato. Y consiguió salvarla.
Después del susto le preguntó:
Ratita, ratita ¿te quieres casar conmigo?
Y por la noche ¿que harás?
¡Dormir y callar!
Ahhh si... contigo me he de casar.
Y fueron muy felices.

Jorge Boned

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, es gratis...