jueves, 21 de enero de 2016

Los árbitros dormidos

Había una vez siete chicos de un equipo de fútbol y el mote del capitán era Pakete, que le llamaban así porque fallaba todos los penaltis, encima el árbitro se dormía en todos los partidos.
Un día el que pintaba las rayas en el campo de fútbol les dijo que vio entrar a sus vestuarios al entrenador del Islantilla, entonces todos se colaron en su casa y encontraron en su despacho unas pastillas para dormir. Cuando estaban haciendo un partido se durmió el árbitro y vino otro árbitro muy empollón que le tenía manía a Pakete. En el siguiente partido arbitró el árbitro empollón y pitó un penalti que le hicieron a Pakete, lo tiró al medio porque su madre le dijo que los porteros se tiran a los lados, en un partido anterior lo tiró al medio y el portero como era muy vago se quedó en el medio y se lo paró, pero cuando lo tiró al medio esta vez lo metió. Entonces vino su padre que es policía y dijo que el que hacía dormir a los árbitros era el empollón así que lo arrestó, lo metió en la cárcel y salió por la televisión haciendo un programa. 
¡Me gustó mucho!, me gusta mucho el fútbol y la historia es muy divertida. 
ALONSO